Consuma responsabilidad

Plataforma de Consumo Responsable y Autogestión

Una de las principales bases en las que se sustenta el sistema es el consumo. Si cambiamos la dirección del consumo cambiamos el modelo de producción, y la transformación económica y social será posible.
Sin ese cambio ninguno de los objetivos que nos propongamos será posible. El sistema se mantiene gracias al consumo de millones de seres humanos; debemos de empezar a tomar conciencia de las consecuencias de cada elección de compra que realizamos.
Proponemos abrir dos líneas de trabajo con el objeto de cambiar los hábitos de consumo a través de la formación de talleres y grupos de apoyo en los barrios, que faciliten la reorientación de las pautas de consumo y promuevan una mayor conciencia de la relación que existe entre el consumo y la realizada económica, ecológica y social que vivimos.
Tenemos alternativas de producción y consumo ético y responsable, y herramientas que nos orientan en su búsqueda. En este momento contamos con mapas que abarcan todos los sectores de actividad, fáciles de manejar y precisos. Sólo es necesaria la voluntad y la decisión de reorientar nuestras opciones de compra. Los grupos de apoyo pretenden facilitar este aprendizaje con un mínimo de esfuerzo y compromiso de un modo creativo y divertido.